eso

Educación Secundaria Obligatoria

  1. Revisar el currículo de la etapa, de acuerdo con las Competencias Básicas, haciendo especial incidencia en la innovación metodológica, la selección de los contenidos (demasiado densos y, con frecuencia, complejos), su organización, su desarrollo práctico en el aula y su orientación hacia lo esencial y lo significativo.
  2. Adoptar las medidas necesarias para facilitar una mayor coordinación entre los centros que imparten Primaria y los que imparten Secundaria, así como la coordinación entre la ESO y las enseñanzas postobligatorias (Bachillerato y Formación Profesional), para facilitar el tránsito del alumnado entre las distintas etapas educativas, definiéndose y concretándose el contexto,
    los momentos y los responsables de la coordinación entre los centros, de forma que pueda realizarse un tutelaje efectivo de todo el alumnado y, especialmente, del alumnado con mayor riesgo de exclusión y/o abandono escolar.
  3. Considerar y atender determinadas medidas que, teniendo en cuenta la autonomía de los centros, faciliten una eficaz planificación y gestión de los recursos de los centros (planificación de plantillas, ratios para conformación de grupos, desdobles, refuerzo y matrícula sobrevenida en zonas de crecimiento, así como medidas singulares para atender a la diversidad).
  4. Intensificar, desde primero de la ESO, los planes para promover el éxito escolar y luchar contra el abandono escolar prematuro con medidas eficaces para compensar la desigualdad y la promoción de oportunidades para la inserción social, educativa y laboral de los jóvenes en riesgo de abandono.
  5. Promover medidas de refuerzo, apoyo e integración del alumnado de los dos primeros cursos de la Educación Secundaria Obligatoria con claro riesgo de abandono educativo.
  6. Partiendo de la información obtenida en las evaluaciones que realizan los centros y la evaluación de diagnóstico, se ajustarán los planes de mejora de los centros y se reforzarán las medidas de apoyo de modo que los centros puedan favorecer que el alumnado que no haya alcanzado un desarrollo adecuado de las competencias básicas logre las condiciones necesarias para obtener el Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Asimismo, esta información servirá para la elaboración de planes de atención y mejora, contando con el asesoramiento de los servicios de la administración educativa.
  7. Fomentar la participación activa del estudiantado en el aula, para desarrollar su competencia comunicativa con el fi n de que mejore su expresión oral a la hora de hablar en público.
  8. Extender la implantación del bilingüismo a todos los centros de Canarias.
  9. Promover acciones de innovación metodológica en la educación, de tal manera que se garantice el aprendizaje de conceptos y procedimientos aplicados a situaciones de vida del alumnado, impulsando el uso de las tecnologías de la información y la comunicación como herramienta de enseñanza y aprendizaje.
  10. Dedicar atención específi ca al alumnado con altas capacidades intelectuales, incluyendo en los centros la posibilidad de ampliar sus conocimientos mediante la implementación de actividades concretas.
  11. Potenciar el carácter preventivo de las medidas de refuerzo, actuando desde que se detecta su necesidad, además de incrementar la oferta de programas de diversifi cación curricular y reforzar las medidas de orientación académica y profesional, con el fin de atender a todo el alumnado para el que se considere que es la mejor opción para alcanzar los objetivos de la etapa, y así poder obtener el Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
  12. Fomentar una mayor coordinación entre el equipo de profesores que imparte clase a un mismo grupo de alumnos, con el fin de analizar en común el nivel de adquisición de las competencias básicas y las medidas más adecuadas para el éxito escolar de todos los estudiantes, reforzando el papel del tutor como coordinador del equipo.
  13. Potenciar e incentivar los Equipos de Orientación, racionalizar sus recursos y fortalecer un modelo de orientación enfocado a la prevención, desarrollo e intervención socioeducativa, así como reforzar su atención a las necesidades educativas en los cursos frontera entre las diferentes etapas educativas y a los casos de alumnado en riesgo de abandono escolar temprano.
  14. Potenciar, mejorar y actualizar, en la práctica, el papel de los Departamentos de Orientación y facilitar e impulsar el trabajo del profesorado de ámbito.
  15. Reforzar las medidas de orientación académica y profesional en la Educación Secundaria Obligatoria, las posibilidades educativas de la formación profesional, su oferta y sus expectativas de empleo, facilitando la interacción entre los centros que imparten secundaria y los que imparten formación profesional, para que el alumnado pueda elegir las opciones más
    ajustadas a sus competencias e intereses.
  16. Impulsar la acción tutorial con la finalidad de fortalecer el asesoramiento a las familias y la labor conjunta con padres y madres.
  17. Establecer planes específicos dirigidos a la prevención y corrección del absentismo escolar: inasistencia e impuntualidad.
  18. Elaborar planes especiales de actuación en las zonas con menores tasas de graduación en Educación Secundaria Obligatoria y en zonas con un mayor abandono temprano de la educación y la formación. Realizar estudios específicos sobre las causas del fracaso escolar y elaborar planes integrales, con la colaboración de las distintas administraciones, que presenten una oferta atractiva para los jóvenes, que incluyan campañas de concienciación de las familias, refuerzo de tutorías y orientación escolar y los apoyos educativos necesarios.
  19. Conseguir que a través de las medidas de este Acuerdo se llegue, como mínimo, a una tasa del 85% en el alumnado que supera las enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria.
  20. Incrementar las convocatorias de pruebas para la obtención del Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
  21. Dotar al profesorado del tiempo necesario para desarrollar y coordinar las acciones y los proyectos aprobados en su centro (Red de Escuelas Promotoras de Salud, Red de Escuelas Solidarias, Plan de Bibliotecas, etc.).
  22. Elaborar, desarrollar y evaluar programas, en la formación inicial y continua del profesorado para la mejora de la competencia personal y profesional de los docentes, favoreciendo el intercambio de innovaciones desde la práctica docente a la Universidad, y viceversa, con el objetivo de potenciar su formación psicopedagógica, sus habilidades en la gestión del aula, en la evaluación idónea para lo que se enseña, así como enriquecer su actualización científico-didáctica en el trabajo de las competencias básicas.
  23. Establecer planes para que el profesorado obtenga su habilitación en una segunda lengua.
  24. Incrementar la incorporación de expertos en lenguas extranjeras para el apoyo a la docencia de los idiomas, revisando y agilizando el procedimiento de convalidación de titulaciones y regulando sus funciones y competencias, sin que esta mejora del apoyo suponga en ningún caso sustitución encubierta, con la consiguiente merma de horario de los docentes, intrusismo profesional o abaratamiento de costes.
  25. Mejorar los resultados en la segunda lengua, además de potenciar el aprendizaje de terceras lenguas, aprovechando la disponibilidad de residentes provenientes de otros países y, en particular, estableciendo convenios con las Universidades que permitan la incorporación como lectores en los centros que imparten secundaria del alumnado que esté participando en programas como Erasmus u otros en España.
  26. Desarrollar planes de acción formativa que contribuyan a la mejora de la gestión del equipo directivo en los centros de educación secundaria.
  27. Desarrollar cambios metodológicos propuestos desde la universidad, siempre que se haya evaluado y contrastado su utilidad.
  28. Establecer canales de participación del alumnado en el centro acordando proyectos basados en la participación efectiva y la corresponsabilidad.
  29. Potenciar el trabajo con los padres y madres, estableciendo canales de participación entre la escuela y la familia y acordando proyectos comunes basados en la participación efectiva y la corresponsabilidad.
  30. Desarrollar medidas legislativas que faciliten la participación efectiva de las familias, de tal manera que se garantice su presencia en las horas de atención a familia de los centros.
  31. Promover planes sistemáticos de trabajo para mejorar la convivencia y la acción tutorial en distintos ámbitos, con especial y fundamental implicación del estudiantado.
  32. Promover que la intervención educativa en la educación obligatoria esté orientada hacia la atención más individualizada a los estudiantes, fomentando el valor de la cooperación, la solidaridad y la justicia, del estímulo, del mérito y el esfuerzo, y del espíritu de superación personal, junto con la participación, la convivencia, el respeto y el trabajo en el aula y fuera de ella. Para llevar esto a cabo, deben utilizarse los desdobles, los agrupamientos flexibles y la disminución de las ratios, como elementos imprescindibles…
  33. Divulgar experiencias de buenas prácticas en los centros, especialmente las relacionadas con la innovación y la mejora de proyectos de atención a la diversidad, sobre todo desde una perspectiva inclusiva.
  34. Realizar estudios específicos sobre las causas y los procesos que expliquen el éxito y el fracaso escolar, con el objeto de elaborar planes integrales con la colaboración y la coordinación de las distintas administraciones y organizaciones educativas y sociales, de tal manera que se extiendan las experiencias de éxito y se reduzcan las de fracaso.