mayores

Educación Permanente

  1. Apostar en Canarias, en consonancia con la Estrategia de Lisboa, por la creación de un Espacio de Aprendizaje Permanente, como elemento estratégico para lograr un modelo de desarrollo sostenible que se convierta en el eje de su política educativa en todas y cada una de las administraciones públicas, incluidos cabildos y ayuntamientos.
  2. Potenciar la educación permanente de los personas adultas: Formación Básica, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas, desarrollando una estrategia integral que favorezca el aprendizaje permanente a lo largo de la vida y que contemple todos los niveles educativos, con un enfoque basado en los resultados de aprendizaje y potenciando las competencias clave de la ciudadanía.
  3. Incrementar las ofertas de Formación Profesional, tanto diurna como nocturna, semipresencial o a distancia, a través de sistemas modulares, aumentando el horario de utilización de los centros educativos y la oferta de educación a distancia, de acuerdo con los avances tecnológicos, dirigidas a la población joven y adulta que necesita mejorar su nivel de cualifi cación,
    eliminando barreras al estudio y haciéndolo compatible con la vida laboral y familiar, disponiendo de los recursos y condiciones de calidad establecidos para las formaciones que impartan.
  4. Facilitar a las personas que participen en el procedimiento de evaluación y acreditación la oferta de formación complementaria que requieran para la obtención de un título de Formación Profesional o un certificado de profesionalidad, asesorándolas sobre los itinerarios formativos adaptados a sus particularidades, unidades formativas de menor duración y enseñanzas parciales, las modalidades presencial, específi ca de adultos y de teleformación, tanto en horario diurno como nocturno.
  5. Establecer cursos de formación específi cos para el acceso directo a los ciclos de Formación Profesional, en centros autorizados por las administraciones educativas. Además, es clave garantizar la celebración de todas las pruebas libres como vía para la titulación, y mejorar la organización y coordinación de las que ya se celebran.
  6. Ofertar cursos de especialización, posteriores a la fi nalización de los ciclos formativos de Grado Medio o Grado Superior, que respondan de forma inmediata y ágil a las demandas de cualificación del tejido productivo.
  7. Realizar estudios de tendencias para adaptar la oferta formativa de Formación Profesional a las necesidades y demandas de las entidades y organizaciones públicas, privadas, empresariales, etc., incrementando la cooperación de estas y de los agentes sociales en el diseño y planificación de las enseñanzas profesionales.
  8. Ampliar y fl exibilizar la oferta de Formación Profesional para la población adulta, adoptando medidas que permitan compatibilizar formación y empleo y conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Así, se podrá posibilitar el desarrollo de las capacidades personales e incrementar los niveles de formación y las posibilidades de acceso y permanencia en el
    mercado de trabajo.
  9. Valorar el actual sistema de preinscripción y matrícula, dependiente de una autorización de grupos previa a la demanda, que aplica idéntico procedimiento que en las enseñanzas de régimen general, y en caso necesario reformarlo.
  10. Mejorar la organización de estas enseñanzas, con acciones tales como ampliar las convocatorias, reducir la espera para la emisión de títulos, y asignar más recursos. Fomentar el reconocimiento, en todos los ámbitos, de las competencias en idiomas adquiridas en contextos de aprendizaje formal y no formal, acreditando, según los niveles de referencia del Consejo de Europa, el nivel alcanzado en cada una de las lenguas extranjeras cursadas.
  11. Revisar y reformar, si procede, la actual confi guración y sistema de acceso a los puestos de carácter singular considerando los méritos específicos para este tipo de enseñanzas.
  12. Asegurar que ningún estudiante o persona adulta se vean privados del acceso y de la continuidad de sus estudios por falta de recursos económicos, garantizando que el sistema de becas y las ayudas al estudio tengan en cuenta las necesidades personales en función de los contextos económicos y laborales.
  13. Apostar por la formación idiomática como eje estratégico en una comunidad como la canaria, donde el turismo es nuestro principal motor económico y somos Plataforma Tricontinental. Para ello, es necesario programar la oferta de plazas en las Escuelas Ofi ciales de Idiomas con el fin de extender la competencia en lenguas extranjeras en la población adulta, con la inclusión,
    además, de idiomas como el chino, el árabe y el ruso.