Centro_Educativo

Centros educativos y organizaciones escolares

Objetivos clave

  1. Reforzar la estrategia actual para la reducción del abandono escolar temprano con nuevas actuaciones destinadas a la prevención, orientación, adaptación de la oferta formativa y transición a la vida activa y conseguir alcanzar una tasa del 10% en el abandono escolar temprano.
  2. Mejorar los resultados escolares, reforzando el trabajo de las Competencias Básicas y potenciando el aprendizaje de las asignaturas básicas.
  3. Fomentar que todos los estudiantes continúen su formación, como mínimo hasta los 18 años, flexibilizando las diferentes ofertas formativas.
  4. Fomentar el espíritu emprendedor e innovador entre alumnado de todas las etapas.
  5. Incrementar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación como instrumentos habituales de trabajo en todas las áreas de conocimiento de los distintos niveles educativos.
  6. Impulsar actuaciones específicas, especialmente referidas a la comprensión lectora, la escritura y la comunicación oral, para que todo el alumnado finalice la educación obligatoria con la competencia lingüística necesaria para expresarse con corrección, oralmente y por escrito, en la lengua castellana.
  7. Promover acciones para la mejora de la competencia matemática.
  8. Apostar, como prioridad estratégica, por la formación idiomática. Potenciar el bilingüismo en los centros. Promover un conjunto de medidas en el ámbito escolar y social con el fin de garantizar que todos los jóvenes se expresen con corrección, al menos, en un idioma extranjero, especialmente en inglés, así como promocionar el enfoque comunicativo en la enseñanza de las lenguas extranjeras.

Organización

  1. Dotar de mayor autonomía y gestión democrática a los centros educativos para el diseño de los agrupamientos, la organización de horarios y tareas docentes, la conexión interdisciplinar del currículo y el desarrollo de proyectos propios de innovación, investigación y experimentación en materia de educación.
  2. Disponer de medidas organizativas para favorecer al alumnado que no haya alcanzado un desarrollo adecuado de las competencias básicas como: utilizar desdobles, agrupamientos flexibles, disminución de ratios…
  3. Contar con herramientas específicas para aquellos centros con especiales dificultades, fundamentalmente originadas por el contexto sociocultural y económico del estudiantado y de sus familias, pudiendo ser una buena fórmula continuar con la firma de contratos programa para centros en contextos desfavorecidos.
  4. Impulsar, desarrollar y evaluar en los centros proyectos y programas de innovación relativos a la autonomía organizativa y pedagógica, potenciando y garantizando la participación y la gestión democrática.
  5. Impulsar el crecimiento de centros plurilingües que desarrollen metodologías de aprendizaje integrado de contenidos y lengua, y garantizar la calidad y la inclusividad en la enseñanza de lenguas extranjeras en los centros ordinarios reforzando las plantillas y los equipos docentes de los centros con el profesorado necesario.
  6. Establecer planes de evaluación y seguimiento del sistema educativo y de los centros, que permitan conocer y analizar su eficacia. Se trata de favorecer una evaluación continua, donde se expongan las fortalezas y las debilidades existentes.
  7. Mejorar el acceso y el uso a las tecnologías de la información y la comunicación a disposición de los centros, para que puedan incidir de manera motivadora y significativa en el desarrollo de la actividad escolar, para lo que se deben asegurar los recursos materiales y humanos adecuados.
  8. Disminuir las ratios profesor – alumno.
  9. Garantizar en las normas de funcionamiento, planes y programas de los centros educativos, en la formación de la comunidad educativa y en los currículos y materiales didácticos, la atención a la igualdad de oportunidades entre los sexos, la detección y el rechazo de cualquier forma de discriminación y la prevención de la violencia de género, incluyendo la corresponsabilidad familiar, la visibilidad de las aportaciones de las mujeres a la sociedad, el fomento de la sexualidad responsable y la orientación académica y profesional no sexista.
  10. Impulsar un modelo de organización propio y específico del ámbito educativo, para I+D+i.
  11. Promover acuerdos, entre la administración educativa y las administraciones locales, y entre los centros privados y los ayuntamientos, para incrementar la relación de los centros con su entorno social e institucional.
  12. Promover acuerdos con organizaciones educativas y otras instituciones proveedoras de materiales didácticos para impulsar la elaboración de los contenidos de las distintas áreas de conocimiento en formato digital.
  13. Mejorar las infraestructuras.

Becas y ayuda al estudio

  1. Diseñar y desarrollar un sistema de becas y ayudas al estudio que garantice una igualdad de oportunidades efectiva para todo el estudiantado.
  2. Promover la movilidad en el contexto europeo del estudiantado, del profesorado y de los profesionales, ampliar las ofertas, informar sobre los procedimientos que se deben seguir y dar oportunidades a todos los centros para optar a ellas.
  3. Revitalizar las residencias escolares, modernizarlas y dotarlas, poniendo esas plazas a disposición del estudiantado de Formación Profesional, además de cumplir su papel como recurso social para la escolarización del alumnado de Enseñanza Obligatoria con difi cultades de carácter social y familiar. En este sentido se deberán dotar de recursos adaptados a estas necesidades y adecuar su organización y funcionamiento.
  4. Desarrollar todos los mecanismos posibles de compensación de las desigualdades sociales que incidan en la educación, potenciando servicios de apoyo a la escolarización: transporte, becas, comedores, libros y material escolar, etc.
  5. Ofrecer a las jóvenes embarazadas y madres que quieran continuar con su proceso educativo apoyo e itinerarios formativos alternativos compatibles con su situación.

Profesorado

  1. Promover el desarrollo profesional y el reconocimiento social del profesorado, facilitándole cauces y herramientas para que pueda mejorar permanentemente sus competencias profesionales, desarrollar nuevas funciones, progresar en el marco de una carrera docente bien definida.
  2. Mejorar la formación inicial poniendo en marcha mecanismos de acompañamiento-tutorización del nuevo docente por un profesor experimentado y fomentar el intercambio de profesores entre estados y la presencia de lenguas extranjeras en esta formación inicial.
  3. Impulsar y negociar planes de formación continua del profesorado que favorezcan su participación generalizada, siendo importante que los propios centros, en el marco de su autonomía, puedan autogestionar sus planes de formación, centrados en las necesidades de su estudiantado y familia. Asimismo, potenciar e incentivar la formación y la motivación del profesorado de los primeros ciclos de Educación Primaria.
  4. Reforzar la formación permanente, favoreciendo modelos en el centro de trabajo dirigidos a formar a los docentes en las mejores prácticas específicas, demostradas en un contexto real, y en metodologías que busquen el desarrollo de la innovación y la creatividad, la investigación, el trabajo cooperativo y en equipo, facilitando el aprendizaje compartido y una mejor atención al alumnado con necesidades educativas especiales, de forma que los profesores puedan aprender de sus colegas.
  5. Promover y establecer cauces para la promoción profesional horizontal y vertical del profesorado, y que se pueda mantener en cada etapa a quienes hayan demostrado su excelencia en la misma.
  6. Posibilitar la movilidad, temporal o definitiva, de los docentes hacia otras enseñanzas, para aquellos que lo deseen y acrediten con méritos adecuados su idoneidad para el puesto al que aspiran.
  7. Incentivar la estabilidad del profesorado en los centros, con el fin de facilitar el desarrollo de los correspondientes proyectos educativos.
  8. Apoyar al profesorado reforzando su función pedagógica, social y profesional, así como garantizarle una adecuada asistencia jurídica.
  9. Reducir la carga administrativa y burocrática sobre el profesorado.
  10. Actualizar al profesorado en la aplicación didáctica de las tecnologías de la información y la comunicación de las distintas áreas del conocimiento que se desarrollan en el aula.
  11. Promover la participación de grupos de profesores en la creación de contenidos, en formato digital, libres, reutilizables y estandarizados para las distintas áreas de conocimiento.
  12. Impulsar la formación del profesorado de formación profesional en las empresas, estableciendo un sistema de incentivos para las empresas y el profesorado, mediante los acuerdos o convenios oportunos, y propiciar la estancia de formación del profesorado en empresas.
  13. Definir el perfil del profesorado de disciplinas no lingüísticas que imparte su materia en lengua extranjera y determinar los criterios generales para su habilitación o acreditación lingüística.
  14. Mejorar los sistemas de selección de los equipos directivos y desarrollar planes de acción formativa que contribuyan a la mejora de su gestión y a reforzar su función pedagógica, social y profesional.
  15. Agilizar el proceso de sustitución del profesorado en los centros y cubrir eficazmente las bajas, abordando este problema desde la inmediatez.
  16. Poner en marcha mecanismos efi caces para una evaluación sistemática de la práctica docente, con el fin de establecer correctores, así como revisiones de las buenas prácticas docentes.
  17. Impulsar una adecuada evaluación externa del profesorado, con su participación.
  18. Potenciar y mejorar la negociación colectiva y los derechos del personal docente y de sus organizaciones representativas.
  19. Mejorar las condiciones laborales del personal docente.

Personal de administración y servicios

  1. Promover el reconocimiento profesional y social del personal de administración y servicios de los centros.
  2. Favorecer su estabilidad en los centros con el objeto de facilitar el desarrollo de los correspondientes proyectos educativos.
  3. Disminuir las ratios para que con ello se puedan cumplir con las funciones encomendadas y ofrecer unos servicios públicos de calidad.
  4. Mejorar el plan de formación continua y permitir e incentivar su acceso a los planes de formación en los centros.
  5. Fomentar la participación del PAS en los órganos de participación de los centros y en el claustro (cuando por sus funciones le corresponda), y ampliar su representación en los consejos escolares en los centros donde su presencia sea proporcionalmente destacable.
  6. Potenciar y mejorar la negociación colectiva y los derechos del personal no docente y de sus organizaciones representativas.
  7. Mejorar las condiciones laborales de personal no docente.

Actividades extraescolares y servicios complementarios

  1. Fortalecer los servicios complementarios en un momento de especiales dificultades económicas. Es necesario garantizar a las familias con menos recursos el acceso a estos servicios, con la implicación de todos los departamentos e instituciones para reforzar las políticas de becas y ayudas al estudio así como para potenciar las residencias escolares.
  2. Mejorar y ampliar la oferta pública de los servicios complementarios y las actividades extraescolares, dotándolos de los recursos necesarios para que ofrezcan un servicio de calidad.
  3. Corresponsabilizar a todas las administraciones en el ámbito de las actividades extraescolares, dado su importante contribución en la educación no formal.
  4. Revisar las rutas de transporte escolar con información a los afectados, y que los ajustes que hayan de producirse sean estudiados caso por caso, en función de criterios de seguridad y accesibilidad. Antes de suprimir rutas o modificarlas, consensuar las decisiones con los centros, las familias y las administraciones locales, para la mejor optimización del servicio.
  5. Poner las plazas vacantes de transporte escolar a disposición de otro alumnado, que sin tener derecho a este servicio, pueda acogerse a él cuando no repercuta en el coste.

Inspección educativa

  1. Establecer planes de formación de la Inspección Educativa en principios de inclusión y diversidad funcional y reforzar su función de asesoramiento pedagógico.